Honduras deberá seguir el camino de Guatemala para luchar contra la corrupción

imageEl prestigioso diario estadounidese New York Time hizo un editorial con el tema de Honduras, la corrupcion, la CICIH, la MACCIH y como los hondureños protestando están llevando a que pase lo mismo que en Guatemala.

Según NYT, el organismo que propone la OEA (MACCIH), no goza de la totalconfianza de los hondureños, quienes piden una CICIH, no tienen las mismas atribuciones de la CICIH, pero es una avance en la lucha contra la corrupción y que ahora ni el gobierno la quiere.

También cierra su opinión editorial expresando que es necesaria la implementación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y el día que eso pase, el Presidente Hernandez, tendrá que estar fuera del camino.

Opinión Editorial de New York Times
Diciembre 25, 2015

Una inusual alianza entre los fiscales locales y expertos internacionales encargados de hacer cumplir la ley derribó el Presidente Otto Pérez Molina de Guatemala en septiembre, como una gran investigación sobre corrupción que alcanzó los niveles más altos de la elite política del país.

En el país vecino Honduras, dirigentes cívicos han venido presionando al gobierno desde hace meses para adoptar un modelo similar para comenzar a combatir a la corrupción del país y la cultura de la impunidad. Por lo que se ve, esto pronto podría llegar a pasar.

El Presidente Juan Orlando Hernández y la Organización de los Estados Americanos, organización regional, están en las etapas finales de la negociación el alcance de un equipo anticorrupción liderado por investigadores y jueces extranjeros que formarían a funcionarios hondureños por lo que sería mas fácil poder enjuiciar a complejos casos de la corrupción pública.

Como actualmente se contempla, el equipo de la OEA (MACCIH), tendría un menor mandato de aquel que tuvo la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIH) en Guatemala, que fue establecido por las Naciones Unidas en 2006.

No obstante, es una iniciativa prometedora que los Estados Unidos y otros miembros de la comunidad internacional deben apoyar y financiar.

Los hondureños salieron a las calles este verano para protestar contra la malversación hecha por altos funcionarios del gobierno, que robaron dinero del sistema de salud del país por la concesión de contratos a empresas fantasma.

Algunos de esos fondos fueron a parar a las arcas del Sr. Hernández y a su Partido Nacional para hacer la campaña presidencial. Varios funcionarios, entre ellos un veterano legislador, fueron acusados.

Pero muchos hondureños son escépticos con respecto a que las autoridades tienen la capacidad y la voluntad política para llevar a los responsables ante la justicia.

Honduras y la O.E.A esperan finalizar el diseño del nuevo acuerdo el próximo mes. Ahora en forma de borrador, protege el equipo internacional de la injerencia política y la obliga a hacer público un informe sobre sus progresos cada seis meses.

Aún no está claro cuánta autoridad el equipo tendría en la fijación de prioridades fiscales y gestión de casos complejos.

Aun así, la experiencia en Guatemala ha demostrado el profundo impacto que este tipo de asociación puede tener en los países en donde los miembros de una clase dirigente corrupta han malversado fondos durante décadas.

Esta sería la primera misión de su tipo gestionado por la O.E.A, que ha sido ampliamente irrelevante en los últimos años.

Asumir esto, es un signo positivo de que el nuevo líder de la organización, Luis Almagro, ex Ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, parece decidida a revitalizarlo.

El Sr. Hernández ha dicho que se ha comprometido a erradicar la corrupción y el fortalecimiento de las instituciones judiciales de Honduras. Si es sincero acerca de eso, él debe asegurarse que la O.E.A y su equipo empiece pronto su labor, y él debe permanecer fuera de su camino.

Artículo en inglés:

http://www.nytimes.com/2015/12/25/opinion/honduras-follows-guatemalas-path-to-fight-corruption.html?emc=edit_tnt_20151225&nlid=69276434&tntemail0=y&_r=0