Honduras comienza prueba piloto de buses públicos con cámaras y botones de pánico

Honduras comienza prueba piloto de buses públicos con cámaras y botones de pánico

Son dos unidades con cinco cámaras y un botón de pánico que circularán en el anillo periférico como parte del plan de pilotaje para modernizar el transporte público de la nación centroamericana.

Honduras comienza prueba piloto de buses públicos con cámaras y botones de pánico Imágenes cortesía.
  • Jacqueline Alvarenga | 08-04-2024.2:46 pm.

Transportistas hondureños confirmaron que a partir de este lunes se pondrá en marcha una prueba piloto de buses públicos con cámaras y botones de pánico.

Información recabada por distintos medios locales señalan que el plan cuenta con el apoyo del gobierno, a través de las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Público.

El dirigente del rubro, Wilmer Cálix, explicó que la prueba piloto durará una semana para confirmar la efectividad de las nuevas unidades que cubrirán la ruta anillo periférico – Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) – Sosa – Ulloa y UTH.

Al respecto, confirmó que mientras dure la prueba el cobro será directo, una persona apoyará para recibir el pago del pasaje.

La prueba piloto se desarrolla gracias a la empresa mexicana Dina, encargada de la venta de las unidades que operarán en la ciudad de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

“A través de la empresa mexicana Dina, de muchos prestigio, traemos las unidades que puedan estar en la ciudad”, confirmó el dirigente sobre el proyecto que busca modernizar el transporte público en Honduras.

En ese sentido, se detalló que con la prueba piloto se harán los estudios de movilidad de acuerdo con la capacidad que tiene las unidades, las cuales están equipadas de cinco cámaras y botones de pánico conectados al 911.

Las unidades que funcionan desde este lunes 8 de abril tienen una capacidad de 108 personas, más del doble que los buses Coaster, lo que dejaría como resultado mejor circulación vehicular.

Las unidades serán tan seguras que tendrán un sistema de reconocimiento facial y las cámaras serán monitoreadas desde Casamata, centro policial en la capital de Honduras, Tegucigalpa.