Honduras: ASJ pide disculpas a empresario por mencionarlo erróneamente en investigación

Honduras: ASJ pide disculpas a empresario por mencionarlo erróneamente en investigación

La aclaración pública del organismo de sociedad civil, detalla que PROSEDI está legalmente constituida y además la desvincula de la Casa de la Música S.A.

PROSEDI
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 02-07-2020.2:06 pm.

La Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) giró una disculpa en su portal para aclarar que la empresa Suplidora de Productos y Servicios Diversos (PROSEDI) no es una empresa fantasma como lo había afirmado el pasado 24 de junio en una conferencia de prensa.

La aclaración pública del organismo de sociedad civil, detalla que PROSEDI está legalmente constituida y además la desvincula de la Casa de la Música S.A.

En el documento publicado en el sitio Web de ASJ se detalla que la disculpa tiene como objetivo “evitar cualquier especulación y daños morales que produzca afectación económica”.

El pasado 24 de junio, durante la presentación ante los medios de comunicación, se destacó que la empresa propiedad de Fuad Alexander Kafati Valladares intentó vender al Estado mascarillas sobrevaloradas por un monto de 250 mil dólares.

A pesar que la compra no se ejecutó, la ASJ mencionó que PROSEDI no contaba con registros, calificándose como una empresa fantasma que buscaba drenar fondos estatales, además de no contar con los registros legales para hacer negocios con el Estado.

En respuesta la empresa emitió un comunicado desmintiendo categóricamente al representante de la ASJ, Carlos Hernández.

“PROSEDI es una empresa mercantil que ejecuta actos de lícito comercio legalmente constituida como Comerciante Individual, no como sociedad mercantil, en tal sentido no existe ni podrá existir un registro como Sociedad Mercantil, en tal sentido tampoco existen ni existirán socios de la misma, ya que legalmente se encuentra constituida como Comerciante Individual”, acotaba el comunicado de la empresa hondureña.

Kafati Valladares, detalló que no se sobrevaloró el precio de las mascarillas, que tampoco se drenaron fondos porque no se ejecutó la compra por el retraso de los proveedores.

Otro aspecto que citaba el comunicado de la compañía fue su derecho a cualquier acción contra el representante de ASJ y la organización ante los tribunales correspondientes.

Por su parte, Hernández y la institución sin fines de lucro han extendido la aclaración pública, comprometiéndose a hacerla de conocimiento público por los medios de comunicación y las redes sociales.

El caso de PROSEDI se dio a conocer en medio de un escándalo de corrupción que implica la Inversión Estratégica de Honduras (Invest – Honduras) sobre la compra sobrevalorada de siete hospitales móviles por 48 millones de dólares (más de mil millones de lempiras).

La ASJ cita en su aclaratoria que la auditoría social se realizó en cumplimiento a acuerdos entre Invest – Honduras, amparándose en la Cooperación para la Asistencia Técnica.