Un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) detalla que en Honduras 400 mil niños son explotados laboralmente, con mayor concentración en el área rural.

Las cifras fueron dadas a conocer en el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se conmemora desde el 2002.

Según datos de entes protectores de la niñez, indicaron que el 68 por ciento del trabajo infantil en la nación lo concentra la zona rural.

Los niños son obligados a laborar en la agricultura, sivicultura, caza, pesca y comercio en las zonas urbanizadas.

Estudios indican que el mayor índice de trabajo infantil se registra en Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y El Progreso.

La mendicidad es otro aspecto que también afecta a la niñez hondureña, siendo obligados a colocarse en semáforos y otros lugares.