La ola de violencia que azota Honduras se refleja en el número de masacres que en cinco meses se han reportado, dejando decenas de víctimas.

Son 28 homicidios múltiples a nivel nacional, lo que demuestra un incremento del 117 por ciento en relación con años anteriores.

Los últimos acontecimientos violentos se reportaron en Intibucá y San Pedro Sula, dejando diez personas asesinadas.

Entre los departamentos con mayor incidencia están Cortés, Atlántida, Olancho y Francisco Morazán.

Hasta la fecha se registran 1,300 homicidios a nivel nacional, según cifras del régimen orlandista.

La violencia que se vive en la nación, obliga a miles de hondureños a huir del país y buscar un futuro mejor en los Estados Unidos (EEUU).

El Departamento de Seguridad Interior estadounidense reveló que en los últimos siete meses han sido detenidos 133,258 hondureños en la zona fronteriza con México.