Japón. El canal de noticias RT ha realizado un reportaje sobre la realidad que se vive en Japón en cuanto a la adaptación de nueva forma de tener una relación amorosa.

Los índices de matrimonios son bajos entre las personas mayores de 50 años. Una de cada cuatro personas nunca ha formado una familia, lo que ha hecho que sea posible que en los próximos 30 años la población de Japón pueda reducirse en un tercio.

La producción de muñecas sustitutas de tamaño real apenas ha logrado cubrir la demanda de una población que ha perdido el interés por las relaciones con seres de carne y hueso a consecuencia de desilusiones personales.

La investigadora Kanako Amano del instituto de Investigación (NLV), calificó este fenómeno como una catástrofe nacional respecto a la tasa de natalidad y la disminución de la población.

“Los japoneses nos hallamos en una encrucijada, enfrentados la amenaza de la extinción”, advirtiendo que, si “la gente que tiene treinta y tantos sigue con la misma tasa de natalidad que hoy, dentro de 30 años la población disminuirá en un tercio”.