Hombre golpea a enfermera por vacunar a su esposa sin permiso

Hombre golpea a enfermera por vacunar a su esposa sin permiso

La enfermera fue llevada en ambulancia a un hospital cercano donde fue tratada por las múltiples heridas en la cara

foto: getty images
  • Karla Alvarez | 23-09-2021.9:37 pm.

La policía está buscando a un hombre en Canadá quien según informes, golpeó a una enfermera en la cara varias veces, tirándola al suelo después de que le administró una vacuna Covid-19 a su esposa sin su permiso.

Un hombre entró en una farmacia Brunet en Sherbrooke, una ciudad en el sur de Quebec, y acusó a una enfermera de unos 40 años, a quien la policía no ha nombrado, de vacunar a su esposa, dijo el portavoz de la policía de Sherbrooke, Martin Carrier.

“Justo al principio, el sospechoso estaba muy enojado, muy agresivo, le preguntó a la enfermera por qué vacunaba a su esposa sin aprobación, sin su consentimiento”, dijo Carrier. “Y la golpeó en la cara varias veces para que la enfermera no tuviera tiempo de defenderse o explicarse … y ella cayó al suelo y el sospechoso salió corriendo de la farmacia”.

No hay leyes en Canadá que digan que las personas necesitan el permiso de sus cónyuges para vacunarse, y no está claro si su esposa había dado su consentimiento.

Canadá: hombre es buscado por golpear a enfermera que vacunó contra el coronavirus a su esposa

La enfermera fue llevada en ambulancia a un hospital cercano donde fue tratada por las “múltiples heridas en la cara”, dijo.

La policía no tiene el nombre o la foto del sospechoso ni las imágenes de seguridad del incidente, dijo Carrier.

Sin embargo, tienen una descripción del hombre y esperan que con la ayuda del público puedan identificarlo y acusarlo de agresión.

El sospechoso es descrito como un hombre de 30 a 45 años, de 6 pies de altura, complexión mediana con piel más oscura, cabello castaño corto, cejas gruesas, dos pequeños piercings en cada oreja y un tatuaje en su mano que parecía tener la forma de una cruz, dijo Carrier.

Aunque la mayoría de los canadienses han acogido con satisfacción las medidas de salud pública y el país tiene una de las tasas de vacunación más altas del mundo, el recuento de casos y las hospitalizaciones están aumentando, según la Agencia de Salud Pública de Canadá, especialmente entre los canadienses más jóvenes no vacunados.