La gobernadora de Nueva York reveló 12,000 casos extras de muerte por covid

La gobernadora de Nueva York reveló 12,000 casos extras de muerte por covid

"Ahora estamos publicando más datos de los que se habían publicado antes, para que la gente sepa que las muertes en hogares de ancianos y las muertes en hospitales son consistentes con lo que muestran los CDC"

Foto:AP
  • Karla Alvarez | 25-08-2021.7:55 pm.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, reveló que 12,000 personas más murieron por COVID-19 de las que se informó bajo el mandato de su predecesor Andrew Cuomo, cumpliendo su promesa de mayor transparencia en apenas su segundo día al frente del estado.

Ahora se reportan que casi 55,400 personas han muerto de COVID-19 en Nueva York, según los datos de los certificados de defunción presentados a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en comparación con las aproximadamente 43,400 que Cuomo había informado al público en su último día en la oficina.

“Ahora estamos publicando más datos de los que se habían publicado antes, para que la gente sepa que las muertes en hogares de ancianos y las muertes en hospitales son consistentes con lo que muestran los CDC”, dijo Hochul. “Hay muchas cosas que no estaban sucediendo y voy a hacer que sucedan. La transparencia será el sello distintivo de mi administración”.

La gobernadora de Nueva York reveló 12,000 muertes extra por COVID-19 que no fueron reportadas por su antecesor

La agencia Associated Press informó por primera vez en julio sobre la gran discrepancia entre las cifras de muertes publicadas por la administración de Cuomo y las cifras que el estado informaba a la CDC.

El recuento utilizado por Cuomo en sus reuniones informativas para los medios de comunicación sólo incluyó las muertes por COVID-19 confirmadas por laboratorio informadas a través de un sistema estatal que recopila datos de hospitales, hogares de ancianos e instalaciones de atención para adultos.

Eso significa que el recuento excluyó a las personas que murieron en el hogar, en un hospicio, en prisiones estatales o en hogares estatales para personas que viven con discapacidades.

También excluyó a las personas que probablemente murieron de COVID-19 pero que nunca obtuvieron un resultado positivo para confirmar el diagnóstico.

Ese número más bajo favorecido por la administración de Cuomo todavía aparecía en la actualización diaria publicada por la oficina de Hochul el martes, pero con una explicación sobre por qué era un recuento incompleto.

“Hay muertes presuntas y confirmadas. La gente debería saber ambas”, dijo Hochul “Además, a partir de ayer, estamos usando números de los CDC, que serán consistentes. Por lo tanto, no tenemos la oportunidad de enmascarar esos números, ni quiero enmascarar esos números. El público merece una imagen clara y honesta de lo que es ya sea bueno o malo, necesitan saber la verdad. Y así es como restauramos la confianza “.

Los críticos de Cuomo habían acusado durante mucho tiempo de que estaba manipulando las estadísticas del coronavirus para pulir su imagen como líder de una pandemia.

Cuomo usó esos números más bajos el año pasado para afirmar erróneamente que Nueva York estaba viendo un porcentaje mucho menor de residentes de hogares de ancianos muriendo de COVID-19 que en otros estados.

El comité judicial de la Asamblea estatal también ha estado investigando ese tema como parte de una investigación de juicio político de amplio alcance, y está sopesando si incluir esos hallazgos en un informe público.