La exprimera dama Rosa Elena de Lobo habló por primera vez tras ser detenida por actos de corrupción en el manejo de fondos donados por la República de Taiwán.

Durante su intervención, la esposa de Porfirio Lobo Sosa mencionó a Hilda Hernández como testigo del manejo de los fondos.

“Una cuenta de 94 millones que manejé en Casa Presidencial, dineros que no eran del Estado… Y de los cuales tuve que dar cuentas a ellos (delegados de Taiwán)”, dijo la acusada.

Recordó que a persecución en su contra surge por 12 millones que se ejecutaron en obras y lo que sobró se devolvió al régimen orlandista.

“Con la persona que a mí me tocó en ese momento hace las coordinaciones fue con la ingeniero Hilda Hernández, que en paz descanse”, acotó.

Rosa Elena de Lobo, lamentó que la hermana de Juan Orlando Hernández no esté con vida para dar fe de sus palabras.

Concluyó asegurando que no tiene necesidad de quedarse con dineros de donaciones y que lo ha demostrado en el proceso.

Por su parte, el exmandatario ha denunciado que quien dirigió las acciones en contra de su esposa fue Juan Orlando Hernández para encubrir actos de corrupción de sus familiares.