Hannah de Turcios, hija de la pastora Ninoska de Ponce (QDDG), le dedicó a su madre un conmovedor posteo en su cuenta de Facebook, resaltando el espíritu de lucha que cada día aprendía de su madre.

“Vivía mirándote con asombro y siguiéndote dondequiera que ibas, tan pegadita a vos que éramos una. Sabía que volabas alto, que tus alas siempre podían más y quise pegarme a ti para que mis alas te imitaran y pudieran más, contigo. Esta vez volaste tan alto que sólo te pude admirar, pero no te pude seguir. Volá más, mucho más, que yo desde aquí abajo sigo enseñándole a mis alas a ser tan fuertes como las tuyas y sigo intentando llegar donde estás para pegarme a vos otra vez y no separarnos nunca más. Espérame volando feliz, te prometo que te voy siguiendo. Tal vez me tarde un poco (te lo advierto), pues aún no soy tan veloz… pero estoy aprendiendo lo más pronto que puedo. Espérame volando, te prometo que te alcanzo y de ahí volamos juntas, siendo una otra vez”, dice la carta dedicada a su progenitora, quien falleció hace unas semanas.

La pastora Ninoska de Ponce perdió su lucha contra el cáncer causando conmoción en el país, demostrado en su masivo entierro.

La iglesia Ebenezer es una de las más grandes en Honduras.