El presidente de Honduras expresó sus condolencias a Estados Unidos por la muerte violenta de cinco policías, el jueves en Dallas, en una matanza con aparentes motivaciones raciales.

“El pueblo y Gobierno de la República de Honduras expresan sus más sinceras muestras de pesar por los hechos ocurridos el día de ayer, 7 de julio, en la ciudad de Dallas, Texas, en donde fallecieron cinco oficiales de policía”, indicó la Cancillería hondureña en un comunicado.

“Nuestros sentimientos de dolor hacia los familiares son compartidos por todos los hondureños que ven en este tipo de acciones de odio racial un impedimento para la normal convivencia entre seres humanos en un país multicultural como es Estados Unidos de América”, indicó.

El Gobierno que preside Juan Orlando Hernández señaló además que “Estados Unidos sabrá sobreponerse y aunará esfuerzos para lograr que las diferencias entre las comunidades sean resueltas en armonía y equidad”.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de las víctimas y con el pueblo estadounidense”, indicó el Gobierno hondureño.

Hernández también le expresó hoy sus condolencias al embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, James Nealon, durante una visita de trabajo al occidente de Honduras donde se ejecutan proyectos de beneficio social con asistencia estadounidense, indicó a Efe una fuente cercana al titular del Ejecutivo hondureño.

Cinco policías resultaron muertos y otras nueve personas, incluidos siete agentes, resultaron heridas en el ataque perpetrado en la noche del jueves durante una manifestación contra la violencia policial celebrada en Dallas.

El día de ayer viernes, Honduras vivió un día negro por múltiples matanzas a taxistas, estuidantes y conductores de rapiditos. Aún el gobierno no expresa sus condolencias para las familias.