Un helicóptero de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) sorprendió a padres de familia y a menores que se encontraban jugando, como parte de su entrenamiento deportivo.

El hecho, que pudo haber provocado una tragedia, se registró las instalaciones de la 105 brigada en San Pedro Sula, cuando los pequeños futbolistas del Real España se encontraban jugando.

Los familiares denunciaron que tuvieron que salir corriendo al ver la aeronave que también dejó una enorme capa de polvo.

Autoridades de la entidad castrense no han explicado por qué se registró el aterrizaje a pesar que los infantes se encontraban en el lugar.