Los vecinos de la ciudad de Tocoa se están quejando ya que hasta para poder enterrar a sus familiares hay que solicitar permiso a la OABI. El cementerio forma parte de los bienes incautados al señor Juan Gomez, quien fuese asesinado a el 22 de enero del año en curso y las investigaciones lo vinculan como testaferro de “Los Cachiros”.

“El cementerio municipal ya no se de abasto y este cementerio tiene todas las condiciones para poder enterrar a nuestros parientes. La OABI se tarda días en contestar una solicitud para poder enterrar a nuestras familias, le hemos dicho que lo mejor es que la alcaldía pase a manejarlo y sea un bien publico, pero no hay respuesta.” dijo una vecina de la ciudad.

“No entendemos el papel de la OABI en este caso, si ya las persona están muertas, que es lo que están asegurando? ¿el cadáver? dijo Maria Ruiz quien es una de las afectadas con esta restricción de la Oficina de Bienes Incautados.

En las ultimas semanas sectores empresariales han criticado a la OABI ya que no esta preparada para manejar todos los bienes que ha asegurado como es el caso de “Grupo Continental”.