Cada día aumenta la incertidumbre en los centros asistenciales del país, especialmente en Cortés y Francisco Morazán.

En el Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, el programa de trasplante de riñón en pacientes infantiles fue suspendido temporalmente. Esto, por falta de medicamentos. Especialistas indicaron que no se cuenta con los fármacos necesarios para prevenir el rechazo del órgano y otras enfermedades.

La Asociación de Médicos Especialistas del bloque médico quirúrgico del Hospital Escuela se han declarado en alerta ante la situación crítica de la principal institución asistencial pública del país. En un comunicado, exigen a la Secretaría de Salud la intervención urgente de Hospital Escuela para crear mecanismos y dotar del material faltante y la toma de medidas que corresponden.

Finalmente, lograron un acuerdo preliminar dirigido a restablecer las cirugías selectivas, a excepción de las que corresponden a ortopedia y neurología, las cuales continuarán canceladas.

La incapacidad administrativa de las autoridades superiores genera una crisis de magnitud importante, a juicio de los doctores especialistas del Hospital Escuela. Hasta agosto, el centro asistencial tenía una mora de diez mil intervenciones quirúrgicas, de las cuales unas dos mil corresponden a pacientes en estado grave.