Hallan un lobo antiguo increíblemente conservado después de 44,000 años

Hallan un lobo antiguo increíblemente conservado después de 44,000 años

Los restos antiguos hallados en el permafrost son algunos de los más íntegros jamás encontrados, ya que el hielo evita la descomposición de los materiales orgánicos.

Foto: Getty images.
  • Kim Ramos | 28-06-2024.9:58 pm.

Un lobo antiguo de 44,000 años ha sido descubierto en la región de Yakutia, en el este de Rusia, a una profundidad de unos 40 metros junto al río Tirekhtyakh en el distrito de Abyi, y fue trasladado al Laboratorio del Museo Mammoth de la Universidad Federal del Noreste en Yakutsk para su investigación.

Según Maxim Cheprasov, el director del Laboratorio del Museo Mammoth, reveló el increíble estado de conservación del lobo, con pelaje, huesos, órganos y dientes intactos.

El permafrost es una capa de tierra que permanece congelada de manera continua, incluso en los meses de verano, permitiendo la preservación de materia orgánica a lo largo de miles de años.

De acuerdo con los expertos, los restos antiguos hallados en el permafrost son algunos de los más íntegros jamás encontrados, ya que el hielo evita la descomposición de los materiales orgánicos.

Una vez en el laboratorio, los científicos llevaron a cabo una autopsia minuciosa del animal. Albert Protopopov, director del Departamento de Estudio de Fauna de Mamuts de la Academia de Ciencias de Yakutia, declaró: “Su estómago se mantuvo aislado, sin contaminación”.

Una de las características más notables del lobo es que su estómago se ha mantenido casi intacto, lo que podría brindar información valiosa sobre su alimentación.

Protopopov señaló que los microorganismos encontrados en el lobo podrían tener aplicaciones actuales: “Esperamos obtener resultados que nos ayuden a entender mejor cómo eran las comunidades microbianas antiguas, qué roles desempeñaban y cómo estaban presentes las bacterias patógenas peligrosas en su estructura”.

El lobo descubierto ha sido identificado como el más antiguo sometido a una autopsia de este tipo.

Más allá del interés en este lobo, el estudio del permafrost es fundamental para entender el impacto del cambio climático. El permafrost contiene cerca de 1,500 millones de toneladas de carbono, más del doble de lo que hay en la atmósfera. El calentamiento global podría liberar estas reservas de dióxido de carbono y metano, agravando aún más el efecto invernadero.

El papel del permafrost en la conservación de restos orgánicos es destacado y ha permitido descubrimientos significativos previamente. En Siberia, se han encontrado cuerpos de 2,500 años de antigüedad de los escitas con tatuajes intactos en la piel, y el cadáver de un bebé mamut descubierto en 2010 aún conservaba mechones de pelo después de 39,000 años.

Lobos “mutantes” afectados por la radiación en Chernóbil podrían ser un papel clave para tratamientos contra el cáncer