Hallan un legendario avión desaparecido durante la Segunda Guerra Mundial

Hallan un legendario avión desaparecido durante la Segunda Guerra Mundial

Ochenta años después, un equipo de exploradores encontró en la selva de Nueva Guinea pedazos del avión cubiertos de vegetación.

Foto: Getty images.
  • Kim Ramos | 14-06-2024.5:41 pm.

Un equipo de exploradores encontró un legendario avión desaparecido durante la Segunda Guerra Mundial.

El 24 de marzo de 1944, el cielo sobre Nueva Guinea estaba despejado, proporcionando el escenario perfecto para una misión rutinaria de reconocimiento meteorológico. 

A bordo del Lockheed P-38 Lightning, apodado “Marge”, el 2º Teniente Thomas E. Malone se preparaba para su misión, sin embargo, lo que comenzó como una rutina pronto se convirtió en una tragedia. Una falla en la hélice, seguida de un fallo eléctrico, hizo que el avión girara incontrolablemente, como una hoja arrastrada por el viento.

Malone se lanzó en paracaídas, aterrizando en la selva al sur de Madang. El avión, sin control, se estrelló y se perdió durante décadas, transformándose en una leyenda.

Ochenta años después, un equipo de exploradores del Richard I. Bong Veterans Historical Centre y Pacific Wrecks, una organización benéfica dedicada a localizar y documentar personal desaparecido en acción (MIA), logró lo impensable. 

Tras solo dos días de búsqueda en la densa jungla de la provincia de Madang, Nueva Guinea, encontraron el legendario avión.

Los dos motores aún emergían del suelo, envueltos en vegetación, y la distintiva pintura roja de Bong permanecía visible. La confirmación llegó al encontrar la marca del Ejército en el ala, con los tres últimos dígitos del número de serie del avión: “993”.

“Este hallazgo rinde homenaje no solo a Richard Bong, sino también a todos los que sirvieron durante la Segunda Guerra Mundial. Representa un tributo a su valentía, dedicación y el impacto perdurable que tuvieron en la historia de nuestra nación”, expresó Briana Fiandt, curadora de colecciones en el Bong Center, en una entrevista con Heritage Daily.

Richard Bong se destacó rápidamente como uno de los pilotos más hábiles durante la Segunda Guerra Mundial. A bordo de su fiel caza Lockheed P-38 Lightning, apodado en honor a su novia, Marjorie Ann Vattendahl, Bong derribó cuarenta aviones japoneses, convirtiéndose en el piloto más exitoso de la guerra. Su valentía y pericia le valieron la Medalla de Honor, otorgada por el General Douglas MacArthur en diciembre de 1944.

A pesar de estar asignado como instructor de artillería aérea y no estar obligado a cumplir deberes de combate, Bong continuó participando en misiones peligrosas, destacándose por su capacidad para derribar aviones enemigos. “Marge”, con la cara de su novia pintada en el cono de la nariz, se convirtió en un símbolo de su destreza en los cielos.

Después de 53 años de misterio hallan avión desaparecido en el Lago Champlain