Partes del cuerpo del periodista Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de Arabia Saudita, fueron encontradas en la residencia del cónsul en Estambul, según informó el portal Sky News.

Las autoridades sauditas reiteran que no saben dónde se encuentra el cadáver del reportero, aún después de admitir que había muerto en “una pelea” dentro de la sede diplomática. Según fuentes del medio británico, el cuerpo fue descuartizado y el rostro quedó “desfigurado”.

Restos del cadáver del periodista, con el rostro desfigurado, fueron hallados en los jardines de la casa del diplomático, quien salió del país pocas horas después, donde los forenses realizaron una larga revisión. El diplomático salió del país pocas horas después de que se autoriza el allanamiento.

“Antes, el cónsul general no había colaborado con la primera delegación (policial) que llegó; yo dije cosas como que el cónsul no era eficiente, no era competente, se lo dije al rey. Y como resultado de esta conversación, el cónsul fue destituido”, explicó el presidente turco, Tayyip Erdogan, al dar detalles de una conversación telefónica que sostuvo con el monarca saudita, Salman bin Abdulaziz.

Erdogan aseguró este martes que el asesinato de Khashoggi fue “planificado y político”, y que su país está considerando “acciones diplomáticas” como respuesta.

El presidente turco apeló al rey saudita para pedir que se revele la identidad del supuesto colaborador local que ayudó, según la versión de Riad, a las autoridades consulares a deshacerse del cadáver de Khashoggi. “Si es cierto lo que dicen de que entregaron el cuerpo a un colaborador local, ¿quién es ese colaborador? Estás obligado a revelar su identidad”, reclamó.

La Fiscalía General de Arabia Saudita aseguró que el periodista murió durante “una pelea”, conclusión que fue recibida con escepticismo por parte de la comunidad internacional.

El periodista se había exiliado en 2017 en Estados Unidos, después caer en desgracia con el entorno de Mohamed bin Salmán. El 2 de octubre ingresó al consulado en Estambul para realizar trámites administrativos, pero nunca volvieron a verlo.