El gobierno que preside Juan Orlando Hernández del Partido Nacional, salió como el peor evaluado en materia de transparencia de las finanzas públicas de todo Centroamérica.

Este penoso dato para Honduras, fue revelado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) y la Fundación Friedrich Ebert (FES), en su informe “Luces y sombras de la transparencia fiscal en Honduras”.

En dicho informe se muestra una caída en el Índice de Presupuesto Abierto de (IBP), de la posición 54 en 2012 a la 43 en 2015.

Este indicador mide 102 economías, donde los más transparentes ocupan el primer, segundo y tercer lugar hasta llegar al 102, donde Honduras es el peor evaluado De Centroamérica.

Lourdes Molina Escalante, economista del Icefi, refiere que la actividad minera dejó L91 millones solo en 2015, que en términos relativos suma el 0.02% del PIB de Honduras y el 0.09% del presupuesto, pero que no se saben dónde están esos fondos por la poca o nula transparencia que hay en el gobierno.

Otro dato importante, es que la Ley de Secretividad, aprobada por Hernández cuando fue presidente del Congreso Nacional, es lo que nos mantiene como el peor evaluado.

La Ley de Secretividad, autoriza a 18 instituciones públicas a restringir el acceso a información en casos denominados de “seguridad nacional”.