joh1Honduras vive los peores momentos de su historia, con un gobierno que llega apenas a la mitad de su mandato y al que no se le ven resultados reales, más que una venta populista de imagen burda de Juan Orlando Hernández, este próximo año será decisivo y veremos hasta donde aguanta una imagen fabricada con un pueblo decepcionado, sin esperanza y sin que se de respuesta a sus problemas reales. El 2016 será el año de la encrucijada para el gobierno y veremos si la oposición logran consolidarse en en ese 70% de la población que esta en contra del gobierno.

Se nos va el 2015 y estos son algunas de los temas fracasados de Juan Orlando Hernández:

Impunidad, Injusticia y Violaciones a los Derechos Humanos

La injerencia de Juan Orlando Hernández en el poder judicial y legislativo, así como en el Ministerio Público es algo que ya no es un secreto. Desde su manipulación para el nombramiento ilegal de 6 magistrados a la CSJ y del Fiscal y Fiscal Adjunto, hasta el manoseo de la Junta Nominadora de los nuevos magistrados a la CSJ y del Consejo de la Judicatura.

La justicia en Honduras sigue siendo un mecanismo de presión política selectiva que solo actúa donde el gobierno quiere y es preferente a sus partidarios o allegados. Por si fuera poco el gobierno Hernández hace escuchas telefónicas de magistrados y jueces, lo que sería impensable en cualquier régimen democrático. La justicia trata con preferencia casos que han generado la disgusto popular. La mayor parte de casos de violencia no se judicializan y los de corrupción en su mayoría permanecen impunes cuando se trata de grandes funcionarios o personalidades del partido de gobierno.

Honduras ha recibido de igual forma reportes preocupantes de serias violaciones a los Derechos Humanos como las que sufren personas LGTBI, activistas y defensores de Derechos Humanos, grupos campesinos como el Aguan y abogados y periodistas. Casos que permanecen impunes y no judicializados. Sin olvidar la seria crisis de miles de niños migrantes hondureños.

Corrupción Generalizada

El caso del IHSS es el caso de corrupción más grande de la historia de Honduras desde el escándalo del Ferrocarril en el Siglo XIX, en el cual además de malversar más de $200 millones de dólares, se han perdido vidas por consecuencias de está corrupción. Las denuncias han tenido que salir de valientes periodistas como David Romero Ellner de Radio Globo, quien es perseguido una justicia politizada por estas denuncias.

El sentimiento del pueblo es que solo caen gatos. Juan Orlando Hernández fue noticia a nivel mundial por aceptar que su campaña recibió fondos provenientes de la corrupción del IHSS, en un esquema de triangulación a través de empresas fantasmas. Una allegada y amiga personal de Hernández, Lena Gutiérrez, Vicepresidenta del Congreso Nacional y su familia están siendo procesadas. Pero las denuncias llegan a altas esferas y personas del más alto nivel del Gobierno, que no son acusados.

Esquemas de corrupción de otras entidades como INJUPEMP, IMPREMA y el IP siguen sin ser investigados, al igual de denuncias sobre temas como el manejo poco transparente de la Tasa de Seguridad y COALIANZA. Además del enorme acto de corrupción del IHSS, del cual Juan Orlando Hernández, aceptó públicamente que provenían fondos para financiar su campaña. Delito que fue encubierto por el Expresidente Pepe Lobo para no afectar el resultado electoral. La presión popular por una CICIH ha alcanzado niveles fuertes, y hasta la crítica internacional de congresistas de los Estados Unidos.

Por ahora con el apoyo de OEA se crea un sistema que le da oxigeno al gobierno Hernández, la MACCIH, si este no da los resultados de justicia independiente que espera el pueblo Hondureño tal como la CICIH que es exigido por grandes sectores de la población, su fracaso pondrá la lápida al gobierno Hernández.

Extradiciones

Lejos de ser un logro como lo trata de presentar Juan Orlando Hernández, las extradiciones dejan clara la fragilidad, incompetencia y falta de la capacidad de los operadores de justicia de Honduras, ya que se extradita no por investigación de los operadores de justicia, sino que más bien por anuncios, principalmente del Tesoro de los E.E.U.U. El Ministerio Público, la Policía y el Poder Judicial, han actuado de forma reactiva. Los Valle, los Cachiros, el Negro

Lobo, los Rosenthal y hasta Callejas, no son atrapados por la investigación de Honduras, sino que por acciones de los E.E.U.U., y los entes del Estado Hondureño, se dedican solo hacer show en las capturas que han podido. En el caso de los Cachiros estos prefirieron entregarse a los E.E.U.U. directamente, y en otros escándalos que han involucrado al hijo del Expresidente Lobo, Fabio Lobo, el gobierno de Honduras, se enteró posteriormente a su captura, la justicia no funciona en Honduras, la tiene que hacer funcionar otro estado, una vergüenza internacional.

Por otra parte, el sistema judicial hondureño ha demostrado que es sumamente selectivo y da un tratamiento V.I.P. a ciertos acusados si son cercanos al gobierno. El Pueblo Hondureño pudo ser testigo como a los Rosenthal la OABI le dio un tratamiento severo, cuando a Callejas y a Hawit les permitió el tiempo para vaciar sus cuentas y salir en vuelo privado a los E.E.U.U., no hubo show con la PMOP llevándolos esposados en pailas. En el caso de los Rosenthal de salir librados de la justicia americana, podría traer serias consecuencias de demandas al Estado de Honduras que terminará pagando el pueblo hondureño. El FIFA-gate también ha golpeado en el centro al Partido Nacional, con uno de los peores escándalos de la Historia.

Miembros del Partido Nacional Corruptos

A pesar de que Juan Orlando Hernández ha tratado sin éxito de acusar a partidos como LIBRE y el PAC de estar relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico, se suman la captura de varios alcaldes del Partido Nacional involucrados con el Crimen Organizados, el sicariáto y la corrupción desmedida. Alcaldes, Diputados y altas personalidades que caen ligados a las extradiciones solicitadas por los E.E.U.U. o ante la gran presión de la población hondureña.

La Economía y lo social

La Economía hondureña sigue creciendo a niveles muy bajos y muy lejos de lo necesario para que el país mejore sustancialmente, a penas un 3.3% del PIB se prevé para el año próximo por la CEPAL. No se ha generado la inversión externa esperada, ni el crecimiento de empleos. Como en todo lo que es característica del régimen Hernández todo es más publicidad e inauguraciones de falsos programas. La devaluación ha alcanzado a los Lps. 22. 34 por dólar americano, y sigue bajando paulatinamente.

La deuda pública es la más grande de la historia y por si fuera poco la inversión en salud y programas sociales reales es mínima. Los mayores incrementos van a lo militar. La salud está en crisis permanentes, falta de medicamentos e insumos a los peores niveles de la historia reciente de Honduras.

Por si esto fuera poco Honduras defendió en el Índice de Desarrollo Humano al último lugar de América Latina, situando a Honduras en los países más desiguales de la región y con más cantidad de pobre, esto comparado a niveles del año 2009. La DEI se ha convertido en un problema para la libre empresa, y es selectiva ya que no persigue a las empresas que apoyan al gobierno, y ha provocado el cierre de cientos de negocios y las perdidas de empleo. Finalmente temas como el bono

Incapacidad de Diálogo con la oposición.

Otro signo de Juan Orlando Hernández es su incapacidad de aceptar la crítica y de dialogar con quienes lo hacen. La Unión Europea expresaba recientemente su “decepción” por la incapacidad de avanzar en reformas electorales necesarias para la democracia de Honduras. Por otra parte el Partido Nacional no ha podido abordar temas de interés en el Congreso y ha manipulado hasta publicaciones en La Gaceta de leyes.

Hernández tiene un gobierno frágil que se sostiene en una simbiosis con las Fuerzas Armadas a los que les ha devuelto privilegios, como por el apoyo de los medios y de los Estados Unidos que lo sostienen mientras llega el proceso electoral para poder mantener su injerencia que ha alcanzado niveles enormes. Los procesos de diálogo iniciados por Hernández no han avanzado y solo son apoyados por organizaciones de sociedad civil allegadas al gobierno y que reciben recursos y beneficios de este.

Viajes y actividades sin logros y condicionamientos internacionales

Juan Orlando Hernández ha tenido los viajes más criticados que cualquier gobernante de Honduras, por un lado en su momento generó gran indignación viajes como el que hizo con una gran comitiva al mundial de Brasil en 2014. Actualmente sus visitas a Alemania e Israel, no han tenido ningún logro visible. Más bien fueron condenados vergonzosamente, como lo que hizo la Autoridad Palestina, lo que provocó un fiasco diplomático.

Finalmente hasta el apoyo de los Estados Unidos al Plan de la Alianza para la Prosperidad tiene una gran serie de condicionantes que abordan estos mismos temas, Justicia, Seguridad, Derechos Humanos, lucha contra la corrupción.

El gobierno de JOH ha gastado millones de lempiras en actividades que no atienden las prioridades más urgentes de Honduras, como el Actívate, que obliga a hondureños que no tienen ni alimentos en sus casas a hacer ejercicio y se ve como una medida propagandística.