El nuevo gobernador de Río de Janeiro autorizó a la policía a matar delincuentes armados con fusiles.

Wilson Witzel, que durante su campaña prometió combatir el narcotráfico y la corrupción, hizo las declaraciones en una entrevista con la radio Band News. En su discurso de juramentación el 1 de enero, Witzel reiteró sus promesas de combatir el crimen, uno de los mayores problemas en el estado. Calificó a los narcotraficantes de “narcoterroristas” y añadió que serían “tratados como terroristas”.

“Los criminales armados han tomado y dominado porciones de nuestro territorio, causando desgracia y desorden. No permitiré que continúe ese “poder paralelo’”, agregó Witzel.

El nuevo gobernador de Río, tampoco olvidó a los narcotraficantes, afirmando que tienen que ser tratados como terroristas, deberían permanecer recluidos en una prisión tipo la estadounidense de Guantánamo en Cuba.

“Necesitamos tener nuestro Guantánamo. Hay que poner a los terroristas en lugares donde la sociedad se libre completamente de ellos”, dijo Witzel en el discurso que pronunció en la ceremonia de toma de posesión del nuevo secretario de Policía Civil de Río, Marcus Vinícius Braga.