El subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German Macniel, expresó la necesidad de construir más cárceles de máxima seguridad en Honduras debido a la sobrepoblación de reos.

“Sabemos que tenemos centros de reclusión que ya dieron su vida útil o que ya no obedecen a la realidad de la población penitenciaria, sin lugar a dudas, tenemos que construir más cárceles”, dijo el funcionario del régimen orlandista.

Detalló que las prisiones deben ser de “máxima seguridad para poder albergar a las personas capturadas todos los días”.

Para Macniel la cantidad de reos que cumplen una condena es demasiado grande para el número de centros penales que existen en el país.

La dictadura de Juan Orlando Hernández ha promovido la edificación de cárceles de máxima seguridad, en la cual se encuentran los presos políticos que protestaron contra el fraude electoral del 2017.