Funerarias en Noruega en la quiebra ante exitosas medidas contra el Covid-19

Funerarias en Noruega en la quiebra ante exitosas medidas contra el Covid-19

El éxito de las medidas ha sido tal que la gente no solo no muere de Covid-19 si no que no muere por otras enfermedades

Funerarias en Noruega Foto: Biel Aliño/ EFE
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 15-07-2020.7:21 pm.

De acuerdo a registros públicos en Noruega, media docena de funerarias se han visto obligadas a pedir ayuda económica debido a la exitosa lucha contra la pandemia de coronavirus.

Erik Lande, dueño de una funeraria que ha pertenecido a su familia por tres generaciones cuenta que nunca había visto nada igual. “Cuando llegaron las medidas contra el coronavirus, resultó que fueron eficaces no solo contra el coronavirus, sino también contra otros virus”.

“Hasta tal punto que una parte de los ancianos y de los enfermos que habrían muerto en tiempos normales se han volatilizado”, explica Lande, que precisó que normalmente unas 30 personas morían al mes y que ahora el número ha caído, según él, a menos de diez, luego de que se aplicaran las medidas de semiconfinamiento.

Para que las funerarias como, la de la familia Landes, ‘Landes Begravelsesbyra han recibido hasta 32,000 coronas unos 3,400 dólares de dinero público para poder pagar los costes como alquiler y el seguro.

Bolivia: Cadáveres en las calles y funerarias en colapso por Covid-19

Desde el pasado 12 de marzo, Noruega impuso las medidas “más restrictivas” que se han visto desde la Segunda Guerra Mundial. Cierre de colegios, bares y muchos espacios públicos, prohibición y reducción de los viajes al extranjero y los encuentros deportivos y culturales.

De un total de las 573,00 muertes por coronavirus en el mundo, solamente 253 se han registrado en Noruega. El país que tiene una población de 5,4 millones de habitantes ya no tiene ningún paciente de Covid-19 en la unidad de cuidados intensivos y sólo unas cuantas personas siguen hospitalizadas.

En el mes de mayo el país nórdico contabilizó 6% menos muertes que en 2019, y en junio contabilizó 13% menos muertes que el año anterior. Esto gracias a las estrictas medidas de confinamiento, al aislamiento de los ancianos al uso de mascarillas y sobre todo al respeto al distanciamiento social.