Fracasa propuesta de Almagro de aplicar Carta Democrática a Venezuela

Horas antes de que Luis Almagro, Secretario General, invocara la Carta Democrática, la delegación de Argentina convocó a una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA.

El objetivo, según la convocatoria, era la emisión de una “declaración conjunta” sobre la crisis en Venezuela.

Durante la extensa reunión del 1º de junio, los representantes de los países miembros de la OEA discutieron superficialmente la situación política en Venezuela. El foco del debate se concentró en cuál declaración debía adoptarse. Argentina y México presentaron un proyecto que contaba con el apoyo de la mayoría de los 34 Estados miembros.

Por su parte, Venezuela presentó su propio proyecto y concentró sus esfuerzos – acompañada de Bolivia, Nicaragua y algunos países del Caribe – en tratar de bloquear la declaración propuesta por Argentina y México.

Finalmente, el Consejo Permanente adoptó por consenso una declaración prácticamente igual a la que al principio del día había sido propuesta por Argentina y México. El hecho de que haya sido aprobada por consenso implica que el gobierno de Venezuela estuvo de acuerdo con el texto de la declaración.

DECLARACIÓN DEL CONSEJO PERMANENTE SOBRE LA SITUACIÓN EN LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,

CONSIDERANDO:

Que la Carta de la Organización de los Estados Americanos reconoce que la democracia representativa es condición indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región, que uno de los propósitos de la OEA es promover y consolidar la democracia dentro del respeto del principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados y que todo Estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga,

DECLARA:

1. Su fraternal ofrecimiento a la hermana República Bolivariana de Venezuela a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un dialogo abierto e incluyente entre el Gobierno, otras autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz y la seguridad en Venezuela, con pleno respeto a su soberanía.

2. Su respaldo a la iniciativa de los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de la República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, para la reapertura de un diálogo efectivo entre el Gobierno y la Oposición, con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica de la República Bolivariana de Venezuela.

3. Su respaldo a las diferentes iniciativas de diálogo nacional que conduzcan, con apego a la Constitución y el pleno respeto de los derechos humanos, de manera oportuna, pronta y efectiva a la solución de las diferencias y la consolidación de la democracia representativa.

4. Su apoyo a todos los esfuerzos de entendimiento, diálogo y a los procedimientos constitucionales.