Fotografía de National Geographic revive el drama de la mujeres en Afganistán

Fotografía de National Geographic revive el drama de la mujeres en Afganistán

La pequeña afgana que cautivó por su belleza ahora refleja el sufrimiento que vivió por tener que abandonar su aldea natal, esconderse en las cuevas por largo tiempo y sufrir la muerte de su madre.

Fotografía de National Geographic revive el drama de la mujeres en Afganistán
  • Jacqueline Alvarenga | 18-08-2021.7:40 pm.

La icónica fotografía de la revista de National Geographic de 1985, de una bella niña afgana huyendo de los talibanes, y su imagen años después de tanto sufrimiento ha revivido el drama que miles de mujeres viven hoy en Afganistán.

Tras 20 años de ocupación estadounidense, la vida para las mujeres ha dado un giro totalmente. La aplicación de Shaira, ley islámica contra las mujeres, vuelve a robar el brillo en los ojos de las víctima de la violencia.

Sharbat Gula, es la refugiada afgana más famosa; primero por su fotografía cuando era una niña y después por las marcas que le dejó la vida, imágenes que llegaron a robar las portadas de medios internacionales por el drama que se vivía en esa nación.

El miedo y la desesperanza, reflejada su mirada, es hoy un retrato de que se vive Afganistán con la llegada al poder de los talibanes y las restricciones que imponen a las mujeres para poder conservar sus vidas.

Durante el conflicto de 1985,  Sharbat Gula huyó a Pakistán, donde permaneció hasta que su país logró estabilizarse y fue recibida con honores.

Vivir escondida en cuevas durante años, perder a su madre y ser una refugiada hicieron mella en Gula, quien es el reflejo del drama que hoy comienzan a vivir nuevamente las mujeres afganas.

La vida llena de dificultadas se refleja en la rostro de las mujeres, retornar a viejas costumbres seguro dificultará su vida, como ocurrió con la pequeña refugiada que hoy es una mujer y que vive de nuevo aquella pesadilla.

Al parecer la historia se repite y quien fue recibida por el presidente Ashraf Ghani, nuevamente vuelve a estar bajo el gobierno Talibán, del que huyó hace más de 17 años.

En dos días, el drama en contra de las mujeres protagonizado por los talibanes se ha incrementado con los crímenes de dos mujeres por no cumplir con las reglas del Shaira.

El primer crimen atribuido a los talibanes a horas de asaltar el poder del país, se registró en un pequeño poblado cuando una madre se negó a cocinarles a los insurgentes.

El segundo caso se reportó en la provincia de Takhar, la mujer fue asesinada por negarse a cubrirse el pelo y el rostro con la tradicional burka.