Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo/El Sur/NotiBomba).- San Pedro Sula forma parte del top 5 de las ciudades más peligrosas de América Latina, así lo informa un reporte presentado en el Foro Económico Mundial que tuvo lugar los pasados 16 y 17 de junio en la ciudad colombiana de Medellín.

Como parte de los trabajos de ese encuentro, el Instituto Igarapé, que tiene su sede en Río de Janeiro y que se dedica al estudio de la seguridad y la justicia, presentó el estudio “Las ciudades de América Latina: desiguales, peligrosas y frágiles.

De acuerdo con la lista, San Pedro Sula, está en el lugar número cuatro y es la ciudad de Honduras con el mayor número de homicidios registrados en 2015. (111 asesinatos por cada 100 mil habitantes)

image
La lista de las 14 ciudades más peligrosas la encabeza San Salvador, El Salvador, con 188 asesinatos; le sigue Basseterre, capital de Saint Kitts y Navis en el Caribe, con 132 homicidios; luego Caracas, Venezuela, con una estimación de 119 muertes violentas; en cuarto lugar está San Pedro Sula, Honduras, con 111 homicidios, y le sigue Acapulco con 107 asesinatos registrados por cada 100 mil habitantes.

En la lista también está Belmopan, Belice, con 93 homicidios; Soyapango, El Salvador, con 82 asesinatos; The Valley, de la colonia británica Anguilla, con 81 muertes violentas; en el noveno lugar se encuentra Chilpancingo con 81 homicidios; después Guatemala, Guatemala, con 75 asesinatos, y el Distrito Central, Honduras.

Es más, en 2015, 46 de las 50 ciudades con más homicidios en el mundo se encontraban en la región. Las ciudades de El Salvador, Honduras, México y Guatemala están en la cima de los rankings. Pero Brasil tiene 32 ciudades en la lista, la mayoría agrupadas en el norte y en el este del país.

Hay fuertes indicios de que la violencia letal seguirá aumentando en ciudades de América Latina en comparación con casi cualquier otra región del mundo. No sorprende que la mayoría de los habitantes urbanos señala que la inseguridad es la prioridad más importante, independientemente de su posición socioeconómica.

Por más que el gobierno de Juan Orlando Hernández ha intentado con una campaña mediática decir que los niveles de inseguridad y violencia han bajado en Honduras, este informe y estudio hecho por el Instituto Igarapé y publicado en Foro Económico Mundial, lo dejan muy mal parado a el, y a todo el sistema que controla el país y se niegan hacer cambios fundamentales.

Puedes leer más aquí