Las Fuerzas Armadas (FF AA), en un comunicado, dijo ayer que la casa de la familia Rosenthal, en Omoa, Cortés, que la mantienen bajo custodian como parte de los inmuebles manejados por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), se utilizó “como una opción de paso de servidumbre hacia la playa” y no como balneario.

El domingo pasado salio a luz un video donde se ven supuestos familiares de los miembros de la Naval entrando a la casa de los Rosenthal y en su poder llevan toallas, sillas y van de shorts y zandalias.

En el comunicado, las FF.AA manifiestan que la autorización solo es para usarla como paso, pero que en ningún momento se usaron las imstalaciones y mucho menos se dañó la propiedad privada.

“A fin de garantizar el cumplimiento de nuestra sacra gestión, las Fuerzas Armadas ha ordenado una investigación más exhaustiva y en caso de constatar algún dolo o abuso por parte de algún miembro de esta digna institución marcial, por la naturaleza jurídica particularizada por la que se rige, aplicará las correcciones disciplinarias administrativas que conforme a ley correspondan”, advirtió.