Los Ángeles Times publicó un análisis de las placas tectónicas de la falla de San Andrés, la cual está “lista” para provocar un megaterromoto.

De acuerdo con el Centro Sísmico del Sur de California, Thomas Jordan, la falla a acumulado tensión de manera ininterrumpida durante más de un siglo.

Por lo anterior, se le pide a las autoridades estar preparadas para un eventual terremoto de por lo menos 8 grados en la escala de Richter.

De ocurrir el suceso morirían unas mil 800 personas y daños de 200 mil millones de dólares.

El megaterromoto afectaría el Valle de Coachella, Inland Empire y el valle del Antílope, aunque también tendría fuerte impacto en Los Ángeles.