La pandillas y maras en Honduras lograron infiltrar a sus miembros en el sector transporte, sirviendo como recolectores de las extorsiones.

Así lo dio a conocer la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas, a través de una investigación que se derivó de la denuncia de los motoristas.

“En San Pedro Sula y la costa Atlántida hemos identificado que existe una mayor presión por parte de las organizaciones criminales para influir de forma delictiva y negativa e el rubro de transporte, ya sea infiltrando sus miembros en el rubro o en base a la intimidación”.

La denuncia la confirmaron dirigentes del sector, quienes aseguran que los mismos cobradores o motoristas son enlace con los pandilleros, sea obligados o porque son parte de la organización.

Datos de la Fuerza Anti Maras señalan que desde el 2018 se han capturado 34 personas ligadas en su mayoría al cobro del impuesto de guerra.