La exprimera dama de Honduras Rosa Elena de Lobo fue condenada este miércoles  a 58 años de prisión por tres delitos de apropiación continuada y ocho de fraude, relacionados a actos de corrupción durante el mandato de su esposo Porfirio Lobo Sosa.

La lectura de la sentencia inició a las 2:00 de la tarde en los Juzgados Anticorrupción sin la presencia de la acusada, esposa del expresidente nacionalista Porfirio Lobo Sosa.

Con la sentencia, los juzgados determinan que Rosa Elena de Lobo se apropió de 12 millones de lempiras de una cuenta a nombre del Despacho de la Primera Dama y Casa Presidencial.

La Fiscalía había solicitado la pena máxima de 87 años, pero el juez que conoció el caso dicto la pena mínima de 58 años.

PODRÍA INTERESARLE: Pepe: quien decide y manda sobre caso Rosa es Juan Orlando Hernández

Abogados defensores anunciaron que presentarán un recurso de casación para demostrar algunos vicios del proceso judicial en contra de su defendida.

Además, de la condena de 58 años se le impuso una multa de un 10 por ciento de sustraído ilegalmente cuando cumpla su condena.

La exprimera dama se encuentra recluida en la Penitenciaría Nacional de Mujeres (Penfas), ubicada en Támara, Francisco Morazán.