Expertos en biometría y un nuevo estudio demuestran que la biometría del comportamiento cumple con las estrictas normativas y ofrece una mayor protección de la privacidad de datos