Roxana Baldetti quien fue vicepresidenta de Guatemala durante el gobierno del expresidente Otto Pérez Molina, deberá cumplir una sentencia de 15 años y seis meses en prisión por el delito de fraude.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la exvicepresidenta lideró una estructura criminal que operaba desde instituciones estatales que eran fundamentales para el tema ambiental y empresas privadas, con el objetivo de conseguir de manera ilícita la licencia de un proyecto de limpieza y saneamiento del Lago Amatitlán con el cual se favorecería económicamente.

De esta manera el 28 de noviembre de 2014, de manera ilegal, lograron que se adjudicara un contrato de saneamiento y limpieza del Lago Amatitlán a la empresa M. Tarcic Engineering Limited por 137.8 millones de Quetzales, de los cuales 22.8 millones ya habían sido pagados para la adquisición de 23 mil litros de la formula para sanear el lago.

Aparte de Baldetti existen nueve responsables más en el delito de asociación ilícita: Mario Baldetti hermano de la exvicepresidenta, el empresario Hugo Roitman, Pablo González, Jorge Cajas, Juan Díaz, Sandra García, Lisbeth Alonzo y Allan Franco.

El juez Pablo Xitumul sostuvo que: “Los acusados actuaron en asociación ilícita. Fueron actos grotescos, caros e innecesarios con el pretexto de defraudar al Estado de Guatemala”, añadió también, “La formula resultó ser agua con sal y cloro, dañino para la salud”.

Baldetti fue la primera mujer que ocupo el cargo como vicepresidenta en Guatemala, uno de los cargos de mayor relevancia en el país centroamericano. Todavía espera un debate por el caso de defraudación aduanera denominado “La Línea”.