El ex jefe de Oficina de la presidencia de Peña Nieto, Francisco Guzmán, negó que el expresidente mexicano recibiera la cantidad de 10 millones de dólares realizados como sobornos de Joaquín “El Chapo”, Guzmán.

Francisco Guzmán afirmó vía twitter que son falsas las acusaciones difamatorias y las calificó hasta absurdas, porque fue el gobierno de Peña que se localizó y realizó la captura de “El Chapo”.

Según uno de los testigos, Alex Cifuentes, Peña Nieto habría recibido 100 millones de dólares a través de un intermediario en octubre del 2012, dos meses antes de que tomara su mandato como presidente de México. El intermediario era identificado como “comadre María”.

Cifuentes asegura que fue el mismo Peña Nieto quien contactó a Joaquín Guzmán en el 2012 para pedirle 250,000 millones de dólares y así suspender la búsqueda. Guzmán contestó con una contraoferta de 100 millones de dólares.