Ex empleada demanda a Chipotle por prohibición de hablar en español

Ex empleada demanda a Chipotle por prohibición de hablar en español

La mujer puso una demanda alegando que sufrió de discriminación porque no se le permitía hablar en su idioma nativo

Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 19-05-2020.8:18 pm.

Olga Torres una mujer de origen hispano que fue contratada como preparadora de alimentos en Chipotle Mexican Grill Inc., ha puesto una demanda a la compañía alegando que fue despedida injustamente en 2019 en represalia por quejarse de discriminación luego de que se le prohibiera hablar en español en el trabajo.

Según documentos oficiales, Chipotle contrató a Torres como preparadora de alimentos en febrero de 2018 en una de sus tiendas en Glendale, ubicada en la Avenida Glendale.

La mujer relató que cinco meses después sufrió una lesión relacionada con el trabajo que le incapacitó su mano izquierda, según la demanda, Torres inmediatamente le contó a su supervisor acerca de su lesión y le pidió que la acomodara en otro puesto mientras se recuperaba, además buscó tratamiento médico, su solicitud de acomodamiento laboral fue denegada y hasta la fecha la mujer todavía tiene un dolor persistente.

En noviembre de 2018, Torres tuvo otro accidente laboral donde dice que sufrió lesiones en la cabeza y una mano en el trabajo y nuevamente le dijo a su jefe que estaba herida. Se le permitió ver al médico de la compañía, pero la cita nunca tuvo lugar debido a un retraso con el papeleo, señala su demanda.

Torres contó que en varias ocasiones fue reprendida por sus mismos compañeros por no poder hablar inglés de manera fluida y alega que el gerente general y el gerente de cocina le gritaban diariamente por hablar en español y la señalaban al prohibirle hablar su idioma de nacimiento.

La mujer alega que “este tratamiento degradante y despectivo causó que el demandante sufriera lesiones emocionales, causando un ataque de ansiedad ”.

Torres asegura que tras su paso por Chipotle ha sufrido “dolor severo y profundo y angustia emocional, ansiedad, depresión, dolores de cabeza, tensión y otras dolencias físicas”, además de gastos de mantenimiento para tratamiento médico y asesoramiento psicológico, alega la demanda.