0013771253

El partido amistoso entre Alemania y Holanda se suspendió “por razones de seguridad“. Las autoridades comenzaron la evacuación del estadio de Hannover tras la aparición de un objeto sospechoso.

El jefe de la policía de Hannover, Volker Kluwe, aseguró que recibieron una amenaza concreta de un ataque: “Recibimos una nota grave esa tarde sobre un ataque con bombas que estaba previsto para hoy en el estadio”

El encuentro estaba pautado para las 20:45, hora local, pero una hora y media antes de que comenzara, la seguridad del estadio descubrió una ambulancia bomba a las afueras del HDI-Arena y decidió el desalojo total.

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, había anunciado que acudiría al encuentro junto con parte de su gabinete, según había declarado al diario alemán Bild el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel: “Ahora es cuando no debemos echarnos atrás”.

Tanto la selección alemana como la holandesa ya habían salido de sus respectivos hoteles de concentración en dirección al estadio, aunque no habían llegado a entrar en las instalaciones.

El partido era más que un amistoso entre dos selecciones, porque iba a utilizarse para mostrar la solidaridad de ambos países con las víctimas de los atentados del Estado Islámico en París, la noche del viernes 13.

Justamente durante esos ataques, el conjunto alemán disputaba un amistoso con Francia en el Stade de France. Los futbolistas y el cuerpo técnico tuvieron que dormir dentro del estadio por seguridad.