Estudio revela países con mayor riesgo de sufrir una catástrofe natural

El informe “Riesgo Mundial 2018” estudió los países con mayor riesgo de que un evento natural extremo conduzca a una catástrofe. Una de las conclusiones de este estudio indica que, en caso de una catástrofe natural, el istmo centroamericano es una de las regiones peor preparadas.

El informe analizó los riesgos de terremotos, tsunamis, ciclones, inundaciones y otros eventos naturales similares en 172 países y la capacidad de las naciones para enfrentarlos, responder rápidamente y ofrecer ayuda a sus poblaciones en caso de que ocurran.

En el informe se indica que el cálculo de esta fórmula toma en cuenta la exposición de un país a los riesgos naturales y su vulnerabilidad social, con la combinación de estos dos factores, afirma el documento,se calcula el riesgo de una catástrofe. También menciona cuales están preparados, cuales saben qué hacer cuando ocurre un evento natural extremo y los que tienen una mayor posibilidad de supervivencia.

Fuente: Bündnis Entwicklung Hilft

Entre los hallazgos de este estudio, se encuentran los siguientes:

  • Las regiones donde se encuentran los mayores focos de riesgo son: Oceanía, el sureste de Asia, Centroamérica y el occidente y centro de África.
  • Entre los 172 países analizados, Vanuatu es el país con el mayor riesgo de una catástrofe. Tonga ocupa el segundo lugar y Filipinas el tercero. Estos tres países enfrentan un alto riesgo de quedar expuestos a eventos como ciclones y terremotos. Y al mismo tiempo muestran un alto nivel de “vulnerabilidad social”.
  • La nación con menor riesgo de una catástrofe natural es Qatar, seguida de Malta y Arabia Saudita.
  • 13 de los 15 países con la mayor “vulnerabilidad social”, en caso de un desastre natural, están en África.
  • Entre los 15 países que tienen mayor riesgo de una catástrofe natural hay tres latinoamericanos: Guatemala, Costa Rica y El Salvador.
  • Nueve países insulares aparecen entre los 15 países con el mayor riesgo de un desastre natural. Estos están particularmente expuestos a eventos como inundaciones, ciclones y aumento del nivel del mar.

“Riesgo Mundial 2018” destaca este año que los niños están en mayor riesgo de sufrir lesiones físicas y muerte durante y después de los desastres naturales, también detalla como muchas veces los derechos de los niños durante estos eventos se descuidan.

En situaciones extremas, los niños necesitan más apoyo. Por ejemplo, se puede ayudar con el establecimiento de centros de protección infantil donde reciban alimentos, atención y educación, afirma Peter Mucke, director ejecutivo del organismo alemán Bündnis Entwicklung Hilft.

El informe asegura que para reducir el impacto de los desastres en niños y sus familias, deben establecerse programas de preparación para catástrofes y cooperación.

Asimismo, en este informe se subraya la importancia de fortalecer las estrategias de adaptación al cambio climático y el impacto de éste en los eventos naturales extremos.

“También es necesario el desarrollo de soluciones sostenibles a largo plazo, ya que los niños y las futuras generaciones tienen un derecho a un ambiente sano”, afirma el informe.