Estudiantes universitarios crean manos Impresas en 3D para niña Baterista en Tennessee

Estudiantes universitarios crean manos Impresas en 3D para niña Baterista en Tennessee

Niña de 12 años sin manos recibe un regalo que le cambia la vida de estudiantes de ingeniería de la Universidad Tecnológica de Tennessee.

3D brazos Foto: Tennessee Tech University
  • Karla Alvarez | 24-06-2024.10:22 pm.

En una conmovedora historia de ingenio y generosidad, Aubrey Sauvie, una estudiante de secundaria de Tennessee de 12 años, está logrando sus sueños de tocar la batería, a pesar de haber nacido sin manos.

Gracias al esfuerzo y la creatividad de un grupo de estudiantes universitarios, Aubrey puede ahora tocar la batería con fuerza y rapidez, tal como siempre había deseado.

La vida de Aubrey cambió cuando diez estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tennessee se unieron para crear un par de manos impresas en 3D específicamente diseñadas para ella.

Estos talentosos estudiantes de ingeniería trabajaron en el proyecto como parte de una asignatura de dinámica de maquinaria durante el semestre de primavera. La meta era no solo cumplir con un requisito académico, sino también hacer una diferencia significativa en la vida de Aubrey.

Nacida con una triple amputación congénita, Aubrey no tiene brazos por debajo de los codos y su pie izquierdo está parcialmente amputado. A pesar de estas adversidades, su determinación y pasión por la música nunca disminuyeron. “Ella siempre ha querido tocar la batería, pero no teníamos idea de cómo sería posible hasta que estos estudiantes intervinieron”, explicó su madre, Jennifer Sauvie.

Los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tennessee pusieron en práctica sus conocimientos de ingeniería para desarrollar unas prótesis que no solo fueran funcionales, sino que también se adaptaran a las necesidades específicas de Aubrey.

Utilizando tecnología de impresión 3D, lograron crear manos protésicas que le permiten tocar la batería con una precisión y fuerza sorprendentes. Este logro no solo destaca sus habilidades técnicas, sino también su capacidad para transformar vidas a través de la innovación.

Con sus nuevas manos, Aubrey ha demostrado que no hay límites para lo que se puede alcanzar con perseverancia y apoyo. Ahora puede practicar y perfeccionar sus habilidades en la batería, un sueño que parecía inalcanzable hasta hace poco. Su historia es un recordatorio inspirador de cómo la tecnología puede abrir puertas y permitir que las personas superen desafíos aparentemente insuperables.

La creación de estas prótesis no solo ha tenido un impacto profundo en la vida de Aubrey, sino que también ha dejado una huella significativa en los estudiantes que participaron en el proyecto. “Fue una experiencia increíble para nosotros, ver cómo nuestro trabajo puede cambiar la vida de alguien de manera tan positiva”, comentó uno de los estudiantes involucrados. Este proyecto ha sido una valiosa lección sobre la importancia de utilizar la ingeniería para el bien común y la posibilidad de hacer del mundo un lugar mejor a través de la innovación y la colaboración.

La historia de Aubrey Sauvie y los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Tennessee es un ejemplo poderoso de cómo la dedicación, la tecnología y la empatía pueden combinarse para superar barreras y hacer realidad los sueños. Con sus nuevas manos impresas en 3D, Aubrey está lista para conquistar el mundo de la música y demostrar que, con el apoyo adecuado, cualquier obstáculo puede ser superado.

Artista hondureño “se luce” al pintar un mural en 3D del Ave Nacional