El día de mañana martes, los estudiantes de medicina de la Universidad Católica de Tegucigalpa, se presentarán ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) junto con sus representantes legales para presentar un recurso de amparo.

Al menos 120 estudiantes de medicina son lo que han sido suspendidos por las autoridades de la Universidad Católica, debido a la protestas y denuncias que hicieron exigiendo que los incluyeran en el convenio con la Secretaría de Salud.

La  expulsión es por 21 días y hay dos expulsiones definitivas para dos estudiantes quienes eran los representantes en varios medios de comunicación.

Sus abogados dicen que tienen todo la obligación de presentar el recurso de amparo a favor de los estudiantes suspendidos porque la  suspensión va contra la Constitución de la República.

El recurso será presentado a primeras horas del martes ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).