El Estadio Nacional Tiburcio Carías Andino, ubicado en el Distrito Central de Honduras, es el próximo proyecto de privatización encaminado por el régimen orlandista, según investigaciones de diario El Heraldo.

La investigación periodística revela que las negociaciones las están realizando el viceministro de la Presidencia, Ferid Bascha y el secretario de la Presidencia, Ebal Díaz.

Dichas negociaciones se están realizando en total hermetismo por los fondos que serán manejados y que saldrían de un préstamo.

El trabajo periodístico destaca que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso Nacional el contrato de adjudicación.

“Digamos que nos es una concesión, es una alianza que se va hacer con Fundefut para lo que es la remodelación del estadio”, confirmó Basha.

El funcionario del régimen detalló que está en discusión el contrato, para establecer cómo se manejará el pago del préstamo y los fondos a percibir.

Las pláticas entre los representantes de la dictadura y la Comisión Nacional Pro-Instalaciones Deportivas (Conapid) y la Fundación para el Desarrollo del Fútbol (Fundefut) están en etapa final.

Se informó que el proceso será directo, “no habrá una licitación”.