Escuelas públicas de Luisiana deberá exhibir los Diez Mandamientos

Escuelas públicas de Luisiana deberá exhibir los Diez Mandamientos

Lousiana se convirtió en el primer estado de EEUU en exigir que los Diez Mandamientos se exhiban en las escuelas.

Escuelas públicas de Louisiana deberá exhibir los Diez Mandamientos Imagen de archivo, ilustrativa y cortesía.
  • Jacqueline Alvarenga | 20-06-2024.4:38 pm.

Autoridades de Luisiana, Estados Unidos (EEUU), han hecho historia al exigir que los Diez Mandamientos se exhiban en las aulas de clases públicas.

La nueva ley fue promulgada el miércoles por el gobernador republicano Jeff Landry.

“Se exige una exhibición del tamaño de un cartel de los Diez Mandamientos en fuente grande, fácilmente legible en todas las aulas públicas”, se informó sobre la nueva ley en Luisiana.

El cartel debe de estar colocado desde el jardín de infantes hasta las universidades financiadas por el estado.

La oposición ha cuestionado la ordenanza por considerarla inconstitucional y han advertido que presentarán demandas.

Por su parte, los defensores de que se lean los Diez Mandamientos en las instituciones educativas públicas señalan que no se trata de un asunto religioso, sino algo histórico.

Al respecto, explicaron que el fragmento bíblico se describe como documentos fundamentales de nuestro gobierno estatal y nacional.

Las exhibiciones de los Diez Mandamientos deben ir acompañadas de una declaración de contexto de cuatro párrafos que describa datos históricos de cómo fueron parte destacada de la educación pública estadounidense durante casi tres siglos.

Los murales deben de estar exhibidos en todos los centros educativos del país para inicios del 2025.

Sobre los fondos para colocar los Diez Mandamientos en todas las escuelas se informó que será por medio de donaciones.

La ley también autoriza la exhibición del Pacto Mayflower, la Declaración de Independencia y la Ordenanza del Noroeste.

La batalla por exigir la exhibición de los reglamentos bíblicos no es nueva. En 1980, la Corte Suprema calificó como ilegal la promulgación de los Diez Mandamientos.