El cardenal Ricardo Blázquez presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha asegurado que la Iglesia católica de España no se encargará de las investigaciones en cuanto a los casos de abuso sexual  cometidos por el clero en el pasado.

Blázquez, manifestó que, “la Conferencia Episcopal española no tiene la autoridad sobre las diócesis para hacer este tipo de estudio, que cada diócesis haga lo que crea oportuno”.

El cardenal, se encuentra a la espera de recibir del Vaticano las normas para poder actuar frente a los casos de abuso sexual a menores, los cuales están siendo elaborados junto con el papa Francisco y que serán establecidos para toda la Iglesia católica.

Mientras son elaboradas dichas normas, la Iglesia española ha decidido no tomar ninguna medida nueva para abordar el problema de la pederastia, pero afirma que no se permitirá el traslado de abusadores a otras diócesis debido a que este delito no se cura con un traslado.

Blázquez ha indicado que la iglesia está abierta a lo que vaya pidiendo el Vaticano para así erradicar el grave problema que los acecha.