El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), anunció hoy a través de su director, Jonathan Menkos, la grave crisis que vive Honduras con su deuda pública y alertó que es la de mayor crecimiento en Centroamérica y ha superado algunos valores críticos que determinan su sostenibilidad.

Honduras ha visto crecer su deuda pública hasta llegar al 46.2% de su PIB, lo que, sumado a las exoneraciones fiscales, hace que el país sea vulnerable y en consecuencia está aumentando su pobreza, alertó Menkos.

Jonathan Menkos
Jonathan Menkos

En los primeros tres meses del 2016, la deuda pública hondureña representaba el 46% de su PIB y cerrando el año podría alcanzar el 48.1%, señaló.

Menkos se sintió muy preocupado porque la mayor parte de la deuda que adquiera el gobierno de Hernández es para financiar el gasto público.

“Si quieren disminuir la deuda y tener una sostenibilidad de la misma, el país debería tener un superávit de 2.2% del PIB, eso es un gran reto”, expresó.

“Honduras disminuye la desigualdad por un lado pero por el otro aumenta la pobreza por la forma en que recauda los ingresos”, resaltó.

“La política fiscal hondureña está llena de opacidades, que no apoyan el crecimiento económico del país”, dijo Menkos, quien expresó su preocupación por las modificaciones fiscales hechas por el gobierno en los últimos años, pues, han contribuido a aumentar la regresividad del sistema tributario.

Si Honduras sigue con este tipo de políticas, alertó, “que probablemente en 8 o 10 años será insostenible el pago de la deuda”, y en consecuencia aumentará la pobreza y la desigualdad.

Por su parte, el economista e investigador del ICEFI, Wilfredo Díaz, dijo “que los programas de asistencia social, que promueve el gobierno de Hernández, ha incrementado para paliar la pobreza, pero no logran mejorar las condiciones de vida de la población.”