Ensayos clínicos confirma que vacuna rusa contra el Covid-19 es segura

Ensayos clínicos confirma que vacuna rusa contra el Covid-19 es segura

El grupo de investigadores logró demostrar la seguridad de la vacuna igual al de otras "vacunas que actualmente están en el mercado"

Vacuna rusa Covid-19 Foto: Getty Images
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 13-07-2020.5:08 pm.

El director del Instituto de parasitología médica y enfermedades tropicales y transmitidas por vectores de la Universidad de Estatal de Moscú Séchenov, Alexánder Lukáshev ha indicado que los ensayos clínicos de una vacuna rusa contra el nuevo coronavirus, que fueron llevados a cabo por un grupo de voluntarios en la universidad, han resultado exitosos.

Durante una entrevista con el medio local Ria Novosti, Lukáshev dijo que “en esta etapa se demostró la seguridad de la vacuna”, el cual corresponde con el nivel de seguridad “de las vacunas que actualmente están en el mercado”.

Oxford asegura que ensayo de vacuna obtiene favorable respuesta inmune

La vacuna rusa contra el Covid-19 desarrollada por el Instituto de Investigaciones de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, comenzó sus ensayos clínicos el pasado 18 de junio en la Universidad de Séchenov. Esta vacuna fue creada de forma artificial sin ningún elemento del coronavirus en su composición, se encuentra en forma liofilizada y es un polvo para preparar una disolución administrada por vía intravenosa.

En la investigación participaron 38 voluntarios,  algunos de ellos presentaron reacciones posvacunales durante las primeras horas después de la inyección, como un ligero aumento de la temperatura y dolores de cabeza, entre otras, que desaparecieron por sí solas durante el día, señalaron desde la universidad.

El primer grupo de voluntarios que probaron la vacuna contra el Covid-19 será dado de alta el 15 de julio, mientras que el segundo 20, los especialistas indicaron que seguirán vigilando su respuesta inmune.

Para los ensayos clínicos, todos habían pasado por una revisión médica exhaustiva, incluyendo una prueba para determinar la ausencia de anticuerpos del coronavirus, y habían sido aislados por dos semanas antes de la inyección de la vacuna experimental y el inicio de la investigación. Su estado de salud será monitorizado durante seis meses después del alta médica.