Enfermera roba la tarjeta de paciente fallecido y compra bocadillos

Enfermera roba la tarjeta de paciente fallecido y compra bocadillos

El caso ha generado indignación luego que la enfermera fuera descubierta al utilizar por séptima vez la tarjeta de crédito que ya estaba bloqueada.

Enfermera roba la tarjeta de paciente fallecido y compra bocadillos Captura de pantalla, video publicado por las autoridades. Fotografía, vía la policías de Inglaterra.
  • Jacqueline Alvarenga | 15-06-2021.12:07 pm.

Inglaterra.- El caso de una enfermera que fue detenida por robar una tarjeta de crédito de un paciente fallecido por coronavirus ha generado indignación en la opinión pública.

Aunque el caso ocurrió en Inglaterra se ha viralizado en las redes sociales, criticando fuertemente la acción de la profesional de la medicina.

Según se informó, la mujer horas después de que la paciente muriera utilizó la tarjeta para comprar bocadillos.

Fueron siete veces que la enfermera usó el documento financiero sin remordimiento algunos hasta que fue detenida por las autoridades.

Medios locales destacaron que la joven la primera vez que usó la tarjeta fue en la despensa del hospital donde trabajaba, donde compró papas fritas y otros bocadillos.

“Las cámaras de seguridad registraron cuando la enfermera con severa calma gasta el dinero de la mujer recién fallecida”, detalla el informe policial.

Cuando la enfermera fue sorprendida aseguró que se trata de una equivocación, pero su defensa fue débil y las autoridades determinaron enviarla a prisión.

‘Ella afirmó haber encontrado la tarjeta y confundido con su propia tarjeta, pero eran de diferentes colores’, de indicó como su mala decisión.

Además, se indicó que aunque hubiera sido el caso también violentó las reglas del hospital sobre la pérdida de objetos de pacientes.

Las autoridades esgrimieron que los familiares a pesar del dolor de la pérdida de su familiar tuvieron que realizar los trámites para la investigación, lo que fue calificado como abominable por la falta de amor al prójimo.

“Su familia no había alcanzado a terminar los trámites funerarios cuando debieron atravesar la investigación”, dijo el agente encargado de la investigación.