El Ministro de Salud hondureño, Octavio Sánchez, está en el ojo del huracán por las recientes declaraciones que vertió referente al sistema de salud hondureño.

Sánchez comparó a Honduras como un hogar en crisis, por lo que manifestó que “el enfermarse empobrece más a la gente y recomendó a la ciudadanía que “si está sano, manténgase sano”.

También expresó que, “jamás el Estado va a poder hacerse cargo de la subvención completa de salud. Es hora de llamar a la población en ser gestora de su propia salud.”

Por lo anterior, hizo un llamado al pueblo hondureño a “mantenerse sano”, por que los fondos que están asignados al sector salud para el 2019 son insuficientes.

Sánchez también cuestionó que en caso de que un paciente asista a un centro asistencial, tiene que ser el mismo paciente que lleve los medicamentos o lo que necesiten, para poder ser atendidos. Sánchez dijo que esto sucede porque no se cuentan con los insumos necesarios para darles la asistencia.

Para el año 2019, las bancadas del Partido Nacional y diputados liberales, aprobaron en el Congreso Nacional, el Presupuesto General de Ingreso y Egresos de la República, será de 271 mil 678 millones de lempiras (271,678,529,366 exactos). Los 30 diputados de Libre y Osman Chávez del PAC se opusieron a un presupuesto que destina la mayoría de sus fondos a compras de armas para represión, dejando atrás la salud y educación.

La Secretaría de Salud en 2019, tendrá asignado el 14,741% del presupuesto antes mencionado. En el presente año el presupuesto fue de 14,394%. A criterio de Octavio Sánchez, este resulta insuficiente para cubrir con todo el sistema de Salud en Honduras.