Encuentran el gen clave relacionado con la obesidad

Encuentran el gen clave relacionado con la obesidad

Investigadores del Reino Unido, identificaron un gen específico, que parece estar directamente relacionado con el aumento de peso.

Foto: Getty images.
  • Kim Ramos | 21-06-2024.7:03 pm.

La obesidad ha sido tradicionalmente atribuida a una combinación de hábitos alimenticios y niveles de actividad física, sin embargo, un estudio reciente sugiere que la genética podría jugar un papel significativo en el diagnóstico.

Investigadores del Reino Unido, identificaron un gen específico, denominado SMIM1, que parece estar directamente relacionado con el aumento de peso.

“Las razones detrás de la obesidad son sumamente complejas y generalmente resultan de una combinación de múltiples factores. No obstante, en esta investigación hemos identificado un desencadenante genético específico de la obesidad”, señaló el Dr. Mattia Frontini, autor principal del estudio e investigador principal de la Fundación Británica del Corazón y profesor asociado de Biología Celular en la Universidad de Exeter, Reino Unido.

El estudio, publicado en la revista académica Med, se basó en datos del Biobanco del Reino Unido, una extensa base de datos biomédica. Los investigadores compararon los datos de personas con dos copias defectuosas del gen SMIM1 con aquellos sin la mutación. 

Los resultados mostraron que las mujeres con la mutación pesaban en promedio 4,6 kilos más, mientras que los hombres pesaban 2,4 kilos más.

Las versiones defectuosas del gen SMIM1 llevaron a una reducción en la función tiroidea y a un menor consumo de energía. “Esto implica que, con la misma cantidad de alimentos ingeridos, se usa menos energía y el excedente se acumula como grasa”, explicó Frontini.

Aunque esta mutación genética en particular no se aplica a una gran población de personas con obesidad (aproximadamente 1 de cada 5.000 personas tienen esta composición genética) su impacto puede ser considerable. 

“Es bastante raro, pero si lo multiplicamos por una población de 10 o 15 millones, hay bastantes personas que podrían estar luchando con esta mutación sin ser plenamente conscientes de su causa genética”, señaló el Dr. Philipp Scherer.

La disfunción tiroidea, que afecta a casi el 2% de la población del Reino Unido, es tratable con medicamentos relativamente asequibles. El próximo paso en la investigación es determinar si las personas con la mutación SMIM1 podrían beneficiarse del tratamiento con medicación para la tiroides. 

“Planeamos realizar un ensayo clínico aleatorizado para evaluar los beneficios potenciales de este tratamiento”, explicó Frontini. La esperanza es que estos pacientes puedan mejorar su calidad de vida con un tratamiento seguro y de bajo costo.

Científicos revelan la relación entre la obesidad y el cerebro