Desde que asumió el gobierno Juan Orlando Hernández, en el año 2014, la deuda externa en Honduras se ha incrementado en un 180%, según datos del FOSDEH.

El valor sobrepasa los 10 mil millones de dólares. “Este nivel de sobreendeudamiento que está teniendo el país se ve con mucha preocupación debido a la sostenibilidad y por ende caer al no pago como país,” considera el representante del FOSDEH.

Economistas concuerdan que no se puede pagar deuda adquiriendo más deuda. En el caso de Honduras toda la deuda pública representan la mitad del PIB, una cantidad exagerada que nunca la habíamos tenido, asegura el economista Martín Barahona.