Una decena de mujeres centroamericanas, integrantes de la caravana migrante que salió de Honduras hace más de un mes, anunciaron este jueves una huelga de hambre para presionar a México y Estados Unidos a que agilicen sus trámites migratorios, constató la AFP.

“En vista de que poco se nos ha escuchado, hemos decidido, el movimiento de mujeres (…) que vamos a la huelga de hambre”, dijo la hondureña Claudia Miranda, durante una conferencia de prensa improvisada en plena calle en Tijuana, una ciudad del noroeste de México fronteriza con Estados Unidos a la que han llegado más de 6.000 migrantes centroamericanos.

Representando a una decena de mujeres que portaban banderas blancas, Miranda explicó que buscarán que otras centroamericanas se unan a la huelga, que comenzaría horas más tardes con un plantón frente a oficinas migratorias.

Las mujeres piden al Instituto Nacional de Migración de México “agilizar las visas humanitarias para que nosotros podamos ver cómo nos instalamos y poder trabajar”, dijo Miranda.

Lea también: En fotos: la caravana de migrantes cerca del punto crítico en el albergue de Tijuana

Los miles de migrantes, la mayoría familias hondureñas con niños, viven desde hace más de una semana a la intemperie en un albergue improvisado por las autoridades en un deportivo ubicado en un barrio marginal de Tijuana.

Este jueves amanecieron particularmente afectados por la fuerte lluvia que cae sobre la ciudad. Sus colchonetas y cobijas al ras del suelo terroso estaban encharcadas.

Muchos de estos migrantes están tramitando una visa humanitaria que les permita permanecer y trabajar en México legalmente, un proceso que puede llevar varias semanas.

“A Estados Unidos le pedimos con todo el corazón, de parte del movimiento de las mujeres de diferentes partes de Centroamérica, que por favor agilice el asilo político, (que los turnos sean) de 50 en 50 para que podamos entrar, trabajar y demostrarles que en realidad no somos delincuentes”, dijo Miranda.

La caravana recorrió más de 4.000 km con la esperanza de vivir en Estados Unidos, lejos de la pobreza y violencia en sus países.

Pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los acusa de querer perpetrar una “invasión” a su país y les obliga a permanecer en México mientras solicitan el asilo en oficinas fronterizas.

Para este trámite existe una lista de espera de más de 5.000 personas.

Las mujeres centroamericanas también solicitaron a Andrés Manuel López Obrador, que asume la presidencia de México este sábado, que siga garantizando su seguridad.

Le recordamos que está firmado ese convenio” con el gobierno saliente, subrayó Miranda.

El domingo pasado, las fuerzas estadounidenses dispararon balas de goma y gases lacrimógenos contra unos 500 migrantes que intentaron cruzar a la fuerza el muro fronterizo.

Con información de AFP