En dos meses podría resurgir nueva nube de polvo del Sahara

En dos meses podría resurgir nueva nube de polvo del Sahara

Sobre la llegada del polvo del Sahara en el 2020, señaló que tuvo más impacto porque llegó a parte del Centro y Sur de América.

Polvo del Sahara Imagen de AP.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 22-07-2020.11:11 am.

Una nueva nube de polvo proveniente del Sahara podría resurgir en dos meses, aumentando las enfermedades respiratorias en plena pandemia de Covid-19.

Expertos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en México revelaron que el fenómeno natural lejos de desaparecerse podría resurgir.

El científico Ángel Refugio Cuevas detalló la probabilidad que una nueva nube llegue a estos países, causando problemas respiratorios.

Cuevas, indicó que aunque no se trata de un evento alarmante se deben tomar las medidas de prevención.

Sobre la llegada del polvo del Sahara en el 2020, señaló que tuvo más impacto porque llegó a parte del Centro y Sur de América.

Lo anterior, por la densidad de las partículas que hizo que no se esparcieran por la atmosférica, permitiendo llegar a otros lugares.

“La tecnología satelital junto con los modelos de pronóstico (como el europeo) permiten predecir el movimiento de las nubes de polvo, que al lograr una altura importante podrían alcanzar vastas extensiones de territorio y llegar a las grandes ciudades”, dijo el experto.

Entre los efectos que deja la exposición a las partículas de polvo destacan irritación en las fosas nasales y los ojos.

El 24 de junio, los científicos anunciaron la llegada una una enorme nube de polvo, calificada como la más grande en los últimos 50 años.

GODZILLA

Para el 14 de julio, los especialistas detallaron la llegada de una de las mayores nubes, con una densidad de 60 a 70 por ciento en sus partículas.

“Godzilla”, como se la ha nombrado a la nube por la cantidad de partículas que transporta desde el Sahara, recorre unos ocho mil kilómetros para llegar a América y el Caribe.

Aunque en años anteriores la masa de arena se dispersa en la atmósfera y se hunde en el Atlántico, en el 2020 las partículas son tan densas que es considerada la mayor nube de polvo registrada en los últimos 20 años.