Representantes de las empresas de transporte interurbano Viana y Hedman Alas suspendieron parcialmente sus servicios de traslado de pasajeros por el incremento del impuesto de guerra o extorsión.

De acuerdo con información preliminar, los viajes a La Ceiba fueron cancelados desde la semana pasada.

La decisión incluye el envío de encomiendas hacía la zona por el temor a represalias.

Empleados de las empresas al consultarles dicen que la suspensión del servicio se debe a las protestas a nivel nacional.