Macron visita un devastado Beirut y pide un nuevo pacto político

Emmanuel Macron visita un devastado Beirut y pide un nuevo pacto político

El gobernante francés fue claro al pedir reformas  y un nuevo pacto político para evitar el hundimiento de la nación.

Emmanuel Macron visita un devastado Beirut y pide un nuevo pacto político.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 06-08-2020.3:46 pm.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó este jueves un devastado Beirut en medio de protestas de pobladores indignados por la negligencia de las autoridades en una tragedia sin precedentes en el Líbano.

Durante su llegada, el gobernante fue recibido por ciudadanos que exigen a las autoridades respuestas luego que se revelaran documentos que advertían a los funcionarios locales del peligro que representaba el almacén de nitrato.

Macron, es el primer presidente que visita el Líbano para confirmar que Beirut quedó devastado por la explosión de 2,750 toneladas de nitrato.

El puerto y el barrio Gemmayze, fueron las zonas que visitó el mandatario, confirmando la magnitud del evento, por su destrucción.

El gobernante francés fue claro al pedir reformas  y un nuevo pacto político para evitar el hundimiento de la nación que registra cifras alarmantes de pobreza, desempleo y corrupción.

DEVASTADO

Los últimos reportes, confirman que al menos 300 mil personas perdieron sus viviendas, incrementando los problemas económicos, mientras que un centenar aún se encuentra desaparecido en medio de las ruinas.

¨El pueblo quiere que caiga el régimen¨, gritaba los pobladores del devastado lugar mientras Macron confirmada el desastre y pedía reformas.

El gobierno ha destinado 66 millones dólares para las labores de contingencia y rescate.

Por su parte, la Unión Europea (UE) anunció una ayuda de emergencias por 33 millones de euros (40 millones de dólares).

CUÉLGUENLOS

Horas después de la conmoción del estallido, miles de libaneses piden en sus redes sociales que funcionarios locales asuman la responsabilidad.

¨Cuélguenlos¨, es la palabra que etiquetan los ciudadanos al referirse a las autoridades que no respondieron los llamados de expertos sobre el peligro de almacenar 2,750 toneladas de nitrato.